Las personas cuidadoras en Castilla-La Mancha son mayoritariamente mujeres de más de 50 años, con estudios primarios y sin ocupación laboral

El programa ApoyandoT ha formado, de manera online, a 30 personas cuidadoras de personas dependientes. En los talleres no solo se ha abordado el cuidado de la persona dependiente, sino el empoderamiento y el bienestar psicológico de la persona cuidadora, cuidar a quien cuida

El programa ApoyandoT, de la Consejería de Bienestar Social de Castilla-La Mancha y desarrollado por INCISO Integración, ha puesto punto y final a su última edición, en la que ha formado y ayudado a más de 30 personas cuidadoras de personas dependientes de la región.

El objetivo de este programa es dar formación especializada para cuidar adecuadamente a una persona con dependencia, abordando aspectos como el cuidado y aseo personal, los primeros auxilios…, y, también, ha tratado de empoderar y ayudar psicológicamente a las personas cuidadoras, ya que la carga tanto física como mental que llevan consigo es muy grande.

Perfil de las personas cuidadoras

El perfil de las personas que han recibido esta formación, que en esta edición ha sido totalmente online, es, según explica José Miguel Pérez Taboada, de INCISO Integración, es “prioritariamente mujeres, de unos 52 años, que habitan, en un 80% de los casos, en casa con la persona dependiente, generalmente con estudios primarios y sin ocupación laboral; normalmente son familiares de la persona dependiente, el 43% son las hijas de la persona con dependencia, el 22% son las esposas y el 7,5% las nueras”.

“Por eso”, destaca Pérez Taboada, “este proyecto tiene un importante sesgo de género y también trabajamos en el empoderamiento de la mujer y su bienestar psicológico”.

En los talleres se han abordado temas como “Problemática de la persona en situación de dependencia”, “Salud emocional y mental”, “Aspectos sanitarios y primeros auxilios” y “Alimentación e higiene”.

Las personas que han recibido esta formación han destacado lo positivo de esta formación, “hemos aprendido cosas que desconocíamos, nos ha ayudado mucho en nuestro día a día, en hacer las cosas mejor con la persona que cuidamos”.

Las personas cuidadoras en Castilla-La Mancha son mayoritariamente mujeres de más de 50 años, con estudios primarios y sin ocupación laboral - Lanza Digital - Lanza Digital