El gasto en políticas activas de empleo aumenta un 29,5% para 2020, hasta los 7.405 millones.

El presupuesto para 2021 destinado a políticas de fomento del empleo alcanza los 7.405 millones de euros, un 29,5% más que en 2020, según el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para este año presentado este martes en el Congreso.

Con esta dotación, se priorizan e incrementan los recursos para impulsar la formación profesional para el empleo, las oportunidades de empleo, la orientación profesional y el fomento de la igualdad de oportunidades de empleo.

Se dotan créditos a financiar mediante el mecanismo de recuperación y resilencia de la Unión Europea por importe de 1.194 millones de euros. Estos fondos se destinarán al apoyo de reformas e inversiones "necesarias para una recuperación duradera, mejorar la resiliencia económica y social y apoyar la transición verde y digital en los Estados miembros".

El Ejecutivo explica que, si no se tienen en cuenta las actuaciones que se financian a través del mecanismo de recuperación y resilencia, el crecimiento de la política es del 8,6%.

Adicionalmente, en el presupuesto del Servicio Público del Empleo Estatal (SEPE) se incluyen transferencias a otras entidades del sector público estatal por importe de 206 millones de euros, con el objetivo de que estas desarrollen actuaciones de fomento del empleo.

En concreto, en la parte de la política que no se financia mediante el mecanismo de recuperación y resilencia destacan dos bloques: las actuaciones de inserción e incentivación de la contratación, con una dotación de 3.331 millones de euros, y la formación profesional para el empleo, con 2.771 millones, un 21,3% más. Un total de 1.655 millones de euros se destinarán a bonificar la contratación de los trabajadores con mayores dificultades, en total unas 684.000 personas, según los cálculos del Gobierno.

De la cantidad destinada a la formación profesional para el empleo, 1.865 millones de euros se van a gestionar desde el Servicio Público de Empleo estatal y 906 millones de euros desde el Ministerio de Educación y Formación Profesional.

Estos 1.865 millones de euros destinados a la formación profesional para el empleo que se van a gestionar desde el SEPE se reparten en 339 millones de euros para la formación de parados; 1.084 millones para la formación de ocupados y 443 millones para oportunidades de empleo y formación.

De su lado, los 906 millones que gestionará el Ministerio de Educación y Formación Profesional, 506 millones de euros serán para la oferta formativa para desempleados, 205 millones para los ocupados y 20 millones para acciones de carácter extraordinario a través de la red pública de centros de formación y desempleados.

https://cecap.es/el-gasto-en-politicas-activas-de-empleo-aumenta-un-29-5-para-2020-hasta-los-7-405-millones